Respecto a la "Ataraxia"

Si lo planteamos desde la filosofía helenística de la que proviene este término, la ataraxia o ausencia de turbación es una tradición clásica que demuestra una disposición orientada al equilibrio de las emociones gracias al logro de paz interior y la disminución de los deseos y las pasiones que hacen tambalear, para bien o para mal, nuestro ánimo. Según este planteamiento, la ataraxia sería el fin último de conseguir una felicidad plena sin perturbaciones exteriores.


Ataraxia

(Del griego ἀταραξία: imperturbabilidad.) Estado de sosiego anímico e imperturbabilidad a que llega el sabio, según opinión de algunos filósofos de la Grecia antigua. El camino que conduce a la ataraxia, al entender de Demócrito, Epicuro y Lucrecio, está en el conocimiento del mundo, en la superación del miedo, en la liberación de las inquietudes. Los escépticos, en cambio (Pirrón y otros) enseñaban que la ataraxia se alcanza absteniéndose de enjuiciar las cosas, manteniéndose indiferente a lo que acontece, a las alegrías y a las penas (apatía). La ética marxista rechaza la actitud contemplativa frente a la vida y, por ende, el ideal de ataraxia, en particular tal como era concebido por los escépticos.

77 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo